El Demonio de Tasmania

Buenas tardes a todos, la entrada de hoy la quiero dedicar a este mamífero tan curioso y del que quiero que sepáis información para que lo conozcáis mejor ya que es un animal maravilloso y se merece ser reconocido como ello.
El demonio de Tasmania (Sarcophilus harrisii) es una especie de marsupial dasiuromorfo de la familia Dasyuridae. Sólo se encuentra en la isla de Tasmania, al sur de Australia.


Su tamaño es similar a un gato o perro pequeño. Tiene un cuerpo fuerte y musculoso y su pelo siempre es de color negro.
Es un animal conocido por el olor que desprende, por sus gritos fuertes y por la manera tan feroz de alimentarse.


Es un buen cazador pero también se alimenta de carroña de otros animales, incluso de comida humana. Suelen cazar en solitario aunque también pueden hacerlo en grupo.
Los demonios de Tasmania pueden cazar presas de tamaño medio. Su dieta es muy variada y depende de la disponibilidad de alimentos.
Suele comer pequeños mamíferos, como ratas canguro y potorúes, mamíferos domésticos, incluso aves, peces, frutas, insectos, renacuajos, y reptiles.
Son animales fantásticos ya que son buenos nadadores, trepadores y tienen una velocidad increíble.


En la reproducción suelen ser muy constantes y los machos pelean entre ellos por las hembras ya que son bastante territoriales.
Pueden tener de 20 a 30 crías en cada temporada y éstas nacen sin pelo y son de color rosado, cuando crecen son expulsados y empiezan a buscar su propio alimento y a defenderse de otros depredadores.


Están en peligro de extinción ya que se suelen cazar por su piel y también porque en el pasado sufrieron enfermedades que se propagaron entre ellos y esto hizo que murieran muchos ejemplares.
En mi opinión estos animales son clave en su entorno y sin ellos todo cambiaría, espero que la ayuda que están recibiendo sirva para que ésta bonita especie se multiplique y salga del peligro de extinción.
Espero que os guste esta entrada y que os ayude a conocer un poco más a estos mamíferos tan curiosos.
Un saludo :)

6 comentarios :

Daniel Palomino dijo...

Muy bueno tu post.
En realidad todos los animales tienen su función en el ecosistema y es una pena que por las pieles, astas o cualquier parte de su cuerpo se le den caza.
Gracias por la información de este magnífico animal.

¡Un saludo!

Carmen Forján dijo...

Aunque parecen feroces con esos largos colmillos, veo que en las imágenes con que has ilustrado la entrada que los cogen sin protección alguna en las manos así que no deben de ser muy peligrosos. Muchas gracias por la información. Muy interesante.
Saludos,
Salduo,s

Eslora Blog dijo...

Sí, la verdad es que es una pena pero esperemos que tengan un futuro mejor.
Y como bien dices todos los animales son importantes en el ecosistema ya que todos cumplen una función.
Un saludo :)

Eslora Blog dijo...

Son feroces a la hora de la alimentación y agresivos en la reproducción pero con los humanos, al ser muchos de ellos criados por éstos, se comportan perfectamente.
Un saludo :)

paramisonenigmas dijo...

Hola, muy interesante este animal, aunque no más que cualquier otro ya que la vida animal, vegetal o aún más si cabe la bacteriana-vírica es un inmenso enigma. Yo en mi blog trato bastantes enigmas de la biología y medioambientales por esto os animo a que lo léais y os animéis a participar que es lo que un blog más necesita. Os dejo con un par de artículos sobre otras especies en grave peligro de extinción:

https://paramisonenigmas.wordpress.com/2014/03/10/que-significa-su-desaparicion-parte-ii/

https://paramisonenigmas.wordpress.com/2014/03/08/4359/

Un saludo!

Eslora Blog dijo...

Gracias por tu comentario, ahora mismo me paso por tu blog y leo esos artículos.
Me alegro de que te haya gustado.
Un saludo :)

Publicar un comentario